Así es la quinta generación del Audi A4

Audi-A4_2016_1280x960_wallpaper_05.jpg

A simple vista parece un restyling, pero en realidad se trata de una renovación total. La casa de Ingolstadt presentó en Alemania la quinta generación del A4, su modelo estrella, que busca continuar siendo un referente de su segmento. Creció en dimensiones y potencia, pero redujo su peso notablemente.

El diseño continuista es una estrategia constante y recurrente en todo el grupo VAG, no sorprenderán en ese aspecto, pero tampoco tienen necesidad: sus autos se venden muy bien y el público está más que conforme con la sobriedad de sus productos. El A4 es un ejemplo de ello, mantiene los trazos característicos de Audi con alguna que otra novedad, como la nueva parrilla o los faros delanteros y traseros LED. Una clara evolución, pero nada se replanteó. Hasta inclusive la plataforma no es novedad: utiliza la MLB Evo presentada en la Q7 que es aquella que la marca reserva para motores longitudinales con posibilidad de sumar motorizaciones más grandes, como V6 o V8.

Puertas adentro, mantiene ese estilo sencillo y deportivo a la vez pero completamente replanteado. Como en el TT, el A4 incorporó una pantalla digital configurable en lugar del clásico tablero de instrumentos, desde la que se pueden visualizar, además de la velocidad o las revoluciones del motor, el navegador satelital. Tampoco podía faltar el display (de 7 a 8.3 pulgadas de acuerdo al nivel de equipamiento) del sistema multimedia, que se guarda en la consola central cuando no está siendo utilizado. Un detalle, las salidas de aire recuerdan al nuevo Volkswagen Passato inclusive a algún BMW.

Con 4,73 metros, la carrocería creció tres centímetros con respecto a su antecesor, lo que se traduce en mayor espacio interior y un enorme baúl con 505 litros de capacidad para la familiar Avant. Mediante la utilización de diferentes tipos de acero y aluminio, el peso disminuyó hasta 120 kilos dependiendo de la versión.

La gama contará con varios motores nafteros TFSi, con potencias que rondarán desde los 150 a 252cv, mientras que las opciones diésel TDI tendrán entre 122 y 272cv. Se espera además una variante impulsada a gas (GNC), denominada g-tron, con un 2.0 de 170cv. Todas estas motorizaciones se podrán combinar con una caja manual de sexta, una automática S-Tronic de 7 marchas y doble embrague o una Tiptronic de 8 velocidades. Como en todo Audi, la tracción podrá ser delantera o integral quattro y para los amantes de la deportividad, los S4 y RS4 también formarán parte del portfolio del mediano.

Disponible en Europa desde los próximos meses, el Audi A4 vuelve a la caza del BMW Serie 3 y del Mercedes Clase C. Su llegada a la Argentina ya fue confirmada, aunque recién para 2016.

1435676259718-Audi-A4_2016_1280x960_wallpaper_02.jpg

El diseño es muy similar al de la generación anterior. El nuevo A4 está desarrollado sobre la plataforma MLB Evo.

Audi-A4_2016_1280x960_wallpaper_0b.jpg

El interior sí es distinto. El instrumental es completamente digital.

Audi-A4_2016_1280x960_wallpaper_03.jpg

¿Un mini-A6? Si, muy similar.