BMW Serie 7: refinamiento y exclusividad en su máxima expresión

1434529257688-bmwserie7m.jpg

Detrás de su imagen de sedán elegante y de líneas sobrias, el nuevo BMW Serie 7 develado esta semana esconde un arsenal tecnológico y de confort que ya da qué hablar, incluso antes de su presentación oficial en el Salón de Frankfurt.

Decir que se asemeja a la primera clase de un avión es una comparación utilizada ya miles de veces y que en este caso, casi le queda chica. Lo más cercano sería equipararlo con un yate de lujo. Quizás puede parecer descabellado, pero al conocer los detalles más destacados del máximo exponente de BMW, podemos afirmar que esa comparación no resulta tan exagerada.

Cada generación del Serie 7 fue pionera en algún aspecto y sentó las bases para los futuros modelos de la marca. Por citar los más recientes, la cuarta generación (2002-2009) revolucionó a toda la gama -y a la competencia- con la introducción de lo que hoy conocemos como central multimedia: el iDrive, que concentraba todos los ajustes y elementos de confort en una pantalla con un único mando desde el que se configuraba el sistema. También prescindía de la clásica palanca de cambios y su diseño fue tan rupturista que despertó miles de críticas de los seguidores de la marca, acostumbrados a la sobriedad que siempre caracterizó a BMW. La quinta edición se destacó por la incorporación de un sistema de visión nocturna y a diferencia de su predecesor, el estilo volvía al clasicismo y la sobriedad de antaño.

1434529150697-bmwserie7_1_.jpg

Con estos antecedentes, la sexta generación del exclusivo sedán no podía ser menos y hace alarde de un despliegue tecnológico realmente impresionante. Una de estas novedades será el sistema de estacionamiento autónomo: sólo bastará con la orden del conductor para que el vehículo entre o salga del garaje por sus propios medios. Para ello, el Serie 7 cuenta con el Display Key, un dispositivo que reemplaza a la llave tradicional desde donde se activa el Parking Assistant.

Como es de esperar, puertas adentro la calidad de materiales y el nivel de refinamiento prometen ser altísimos. Además del climatizador individual para cada pasajero o un sistema de entretenimiento con numerosas pantallas, se podrá rebatir el asiento del acompañante –modo chofer- aumentando aún más el espacio de las plazas traseras.

1434528898414-bmwserie7intdet_1_.jpg

Otra primicia en la nave insignia de BMW será el sistema de reconocimiento de gestos, que permitirá interactuar con el sistema multimedia sin necesidad de tocar el display. También es nueva en la utilización de materiales compuestos (plástico reforzado combinado con fibra de carbono, aceros de alta resistencia y aluminio) en su estructura, lo que le permite ahorrar 130kg. con respecto a la generación anterior. Se ofrecerá con dos largos de carrocería y el paquete deportivo M Sport como opcional.

1434529030039-bmwserie7idrive_1_.jpg

La gama de motores estará compuesta por dos impulsores nafteros (un seis cilindros en línea con 326cv para la versión 740i y un poderoso V8 Twin Turbo de 450cv para la 750i) más una opción diésel de 265cv, denominada 730d. Además existirá una variante híbrida enchufable, la 740e, con 326cv que surgen de la combinación entre un motor de combustión interna con uno eléctrico.

El Serie 7 se planta como un rival directo para el Mercedes Clase S y sitúa una vez más a BMW a la vanguardia de la tecnología y el lujo.

bmserie7int.jpg

bmwserie7at_1_.jpg