Buenos Aires podría tener su propia autopista ribereña, debajo de Puerto Madero

Autopista_Ribere_a-3.jpg

La autopista ribereña es uno de los proyectos más ambiciosos para ayudar al tránsito de la ciudad de Buenos Aires. Entre los posibles trazados, el más probable y estético es el de construirla por debajo de los famosos diques de Puerto Madero. Además su construcción significaría la posibilidad de ir de Avellaneda a Vicente López en apenas 20 minutos.

El proyecto de la autopista ribereña tiene ya unas cuantas décadas en carpeta, sin embargo ahora está resucitando y comienza a tomar forma. Este proyecto es el más ambicioso desde la construcción de las autopistas Perito Moreno (AU6) y 25 de Mayo (AU1) inauguradas el 6 de diciembre de 1980 por el intendente Osvaldo Cacciatore. En los ’90 se inauguró la autopista Luis Dellepiane que sirve de enlace con la Ricchieri.

Todas estas autopistas responden a un plan del año 1976 en donde se proyectaba la construcción de 8 autopistas en total. No todas fueron realizadas y además la construcción de muchas de ellas demandaba la expropiación de muchísimas propiedades.

Ahora es el turno de la autopista ribereña. El nuevo trazado comprende un proyecto ambicioso que es la construcción de un túnel que iría desde Dock Sud hasta algún punto en Retiro o la Costanera Norte pasando por debajo de las aguas de los diques de Puerto Madero.

Autopista_Ribere_a-1.jpg  Trazado tentativo. Aún se desconoce exactamente de dónde a dónde irá el trazado de la autopista.

A simple vista suena muy descabellada esta idea, pero no es nada “del otro mundo”. Pensemos que desde 1994 en Europa existe el Eurotúnel que atraviesa 39 kilómetros submarinos por debajo del Canal de la Mancha y une Inglaterra con Francia con trenes que circulan a 140km/h llevando pasajeros, carga y autos. Por otro lado en Argentina ya tenemos un túnel subfluvial que es el que une la ciudad de Santa Fe con la de Paraná por debajo del río Paraná con una longitud de 2,9 kilómetros.

Además actualmente en nuestro país se cuenta con las herramientas necesarias. Lo que se necesita para esta construcción son tuneladoras como las que se usaron para realizar los aliviadores del arroyo Maldonado o como la que se usará para el soterramiento del ferrocarril Sarmiento.

El proyecto ya fue elevado a Mauricio Macri por el equipo técnico. La financiación de la construcción tiene que contemplar el acuerdo entre el Gobierno Nacional y el del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, ya que un 70% aportará el primero y un 30% el segundo. Aun así se considera que se harán proyectos comerciales e inmobiliarios en terrenos ferroviarios ubicados frente a los docks para poder recuperar lo invertido.