Contacto Navideño: Volkswagen Up! Move 3 puertas 1.0 75cv

GSp6I7H.png

Este año Papá Noel dejó el trineo de lado para subirse a un vehículo más moderno, más chico y más nuevo. Nosotros se lo pedimos prestado un rato para probar su confiabilidad como vehículo navideño. ¿Será tan útil como para recorrer miles de kilómetros lleno de regalos? Entrevista exclusiva.

  • Entrevista realizada por Federico Peralta Pahor e Ignacio Manchado. Fotos por Manu Fernandez.

Los tiempos cambian, las mentalidades también. En un mundo donde el barril de petróleo baja su cotización, donde muchos chicos ya no creen en Papá Noel y donde llegar a un 0km es cada vez más fácil, cambiar el trineo del hombre gordo, algo avejentado y vestido con ropa de invierno en pleno verano era algo que se tenía que dar.

Dialogando con Santa Claus (como le gusta que lo llamen), nos comentó: “El trineo ya estaba bastante viejo. Las reparaciones en el Polo Norte vienen complicadas porque allá también están trabadas las importaciones y casi no tenemos industria nacional. Lo publiqué en Autocosmos (ver link) y lo vendí bastante rápido, así que me saqué un Move up! brasileño. Vamos a ver cómo se comporta esta temporada. Por lo pronto, a Rudolph lo dejé allá…”.

Yk3iNWO.jpg

Papá Noel adquirió un Volkswagen Move up! 3 puertas (la versión accesible más decente dentro de la gama del chico brasileño), que cuenta con un motor naftero 1.0 tres cilindros de 75cv, asociado a una caja manual de 5 marchas y tracción delantera. Dentro del equipamiento destacado, cuenta con aire acondicionado, dirección asistida, equipo de audio con conexión USB, Bluetooth, auxiliar y lector de CD’s, computadora de abordo, doble airbag, ABS y baúl con sistema S.A.V.E. (ideal para organizar los regalos). Esta versión hoy cotiza a $135.700, con una garantía de 3 años o 100.000 kilómetros.

“Primero y principal necesitaba un auto que sea rojo. Imagínese lo que sería andando en uno azul o gris, ¿no? Jo jo jo (risas). Busqué en varios concesionarios de otras marcas pero había mucha demora para tener color. Inclusive en una importante empresa de origen norteamericano me querían cobrar más porque ellos no tenían color rojo. Y eso que soy Papá Noel, ¡no me quiero imaginar lo que hacen con la gente común!”, agregó. “La compra la gestioné en el momento, y a la semana ya tenía el auto”.

vKPOIuQ.jpg

Volkswagen Argentina comercializa seis versiones del up! en la Argentina: Take (sólo 3P y por Plan de Ahorro), Take AA (3P y 5P), Move (3P y 5P), High (3P y 5P) y Black/White (sólo 5P). Todas estas combinaciones suman un total de nueve versiones, que se pueden ampliar todavía más con accesorios originales que la marca ofrece. De ahí se desprenden dos variantes más, Racing y Carbon, ambas apuntadas hacia la estética deportiva. Pero como Santa tiene que parecer un tipo austero, que no le importa lo material y sólo utiliza el auto para trasladarse de casa en casa, el Move up! es su variante ideal: no ostenta más de lo que es y tiene un equipamiento de confort básico y necesario.

“Lo que más me molesta es tener que bajar y subir los vidrios de forma manual; eso ya fue. Estamos en la era tecnológica chicos, hoy en día los autos tienen que tener los cuchifai esos que suben y bajan automáticamente”, se quejaba Papá Noel en la entrevista exclusiva con Info Sobre Ruedas. “Lo mismo para los espejos laterales. Yo no los uso porque a las 12 de la noche voy prácticamente solo en la calle, pero me molestaría si lo tuviese que compartir con algún duende y cada vez que me tenga que subir me tengo que estirar a corregir los espejos. Está bien, seguro sería más caro, pero bueno, eso no indica que sea incómodo”, aclaró.

MZU2w9r.jpg

Para contar con más equipamiento, Volkswagen Argentina suma dos versiones adicionales al Move, que se destacan por sumar pack eléctrico y más tecnología. En Info Sobre Ruedas ya habíamos probado la versión Black (ver nota) que tiene como principal atributo el sistema de conectividad Maps&More que puede retirarse como si fuera un GPS individual.

“Ví ese pirulito que está en las versiones más equipadas, pero se me iba muho el presupuesto. Hay que poner como 30 lucas más para tener eso. Estaría bueno que los muchachos de VW lo habiliten como un opcional para toda la gama, ya que mi Move up! no tiene el pituto para conectarlo, si es que me interesara comprarlo más adelante. Así que por el momento me tengo que conformar con mi GPS chino comprado en ML y con TV Digital Abierta. Se ve lindo, sí. O se veía lindo, me duró dos semanas”, comenta Santa mientras le hace la última revisión antes de salir a la ruta.

jTg7Woa.jpg

Esta versión del up! tiene llantas 14 pulgadas con neumáticos Goodyear GPS Duraplus 175/70 y tazas embellecedoras. Este tipo de rueda es el que se considera como “temporal” en las versiones más equipadas, ya que es más chica que las llantas 15 que vienen de serie. Pero no deja de ser una rueda completa sin limitación alguna. Para encontrar llantas de aleación tendremos que adquirir la versión High, que las trae de serie junto a los faros antiniebla, el pack eléctrico y alguna que otra cosilla más. 

“Esas cosas poco me importan. Compré el auto para moverme, me interesa que consuma poco y sea ágil. Eso está bueno, hace un promedio de 14km/L en uso mixto y llega hasta los 16km/L si le meto pata en ruta. Pero bueno, no es un auto para andar rápido y a altas velocidades lo noto un poco inestable y bastante impreciso. Como que tengo que estar corrigiendo la dirección todo el tiempo. No se si serán los términos correctos para describirlo, pero imagínese que no me dedico a probar autos, yo reparto regalos, jo jo jo (risas bis)”, aclaró.

Si hablamos de habitabilidad, el up! es un vehículo inteligente. No sabemos su coeficiente intelectual, pero el espacio interior está bien aprovechado. Las grandes puertas en esta versión 3 puertas permiten un ingreso cómodo al habitáculo, pero un tanto retorcido para los pasajeros traseros. El sistema de ingreso hacia estas plazas es el típico de estos vehículos: corriendo el asiento delantero hacia adelante. Esto genera bastante incomodidad a los pasajeros delanteros, no por tener que levantarse para que ingrese alguien (eso es algo que ya sabían inclusive antes de comprarlo), sino que las butacas delanteras no tienen “memoria” de posición, por lo que cada vez que se ingresa a las plazas traseras se pierde la configuración elegida para conducir de forma cómoda. Punto a favor, la columna de dirección regula en altura, al igual que el asiento del conductor.

Wu6Sx83.jpg

El baúl es uno de los puntos más positivos, tal como lo mencionamos en el test del Black up!Cuenta con un sistema de división de carga denominado S.A.V.E. que nos genera un doble fondo separado por una tabla desmontable. Su capacidad es de 285 litros, extensible hasta casi 1.000 con el respaldo trasero rebatido. Más allá del generoso baúl, lo sorprendente es que la rueda de auxilio también se encuentra allí, siendo un claro ejemplo de que se pueden desarrollar vehículos con soluciones inteligentes.

En relación a esto, Papá Noel comentó: “Necesitaba que tenga un baúl grande. Imagínese que toda la mercadería yo la despacho mediante un courrier exclusivo, pero si puedo cargar más en el auto se me achican un poco los costos. Lo que me molesta un poco de esta versión es que no tenga cierre centralizado ni alarma. La alarma la puedo obviar (quién le va a robar a Papá Noel, ¿no?) pero el cierre centralizado es algo necesario. Cada vez que dejo el auto tengo que dar una vuelta 360° para verificar que todo esté cerrado. Y como el baúl está sincronizado con la puerta del conductor, siempre tengo que tener destrabada esa puerta para que el baúl se abra. Está bueno, pero hace perder la costumbre y nunca terminás de entender el mecanismo”.

w2Kpk2T.jpg

“Lo que sí me gustó es que esta versión, que es de las más accesibles, ya venga con computadorita. Así puedo ver cuantos kilómetros me quedan para llegar a las casas de los chicos. Tiene datos de consumo, un aviso de límite de velocidad programable, la temperatura del motor y otras cosillas más. Creo que me informa más que mis duendes en el Polo Norte, que ahora los tengo a régimen porque se comieron todos los turrones y no me leyeron ni una carta de todas las que llegaron”, se quejaba Don Noel.

Las versiones Take (que son las más baratas) tienen menos detalles de terminación y estética. El tablero es mucho más simple (cuenta sólo con el indicador de velocidad grande al centro y con los indicadores de combustible y RPM de forma digital), el volante no tiene el logo cromado del Volkswagen y los tapizados también tienen menos gracia. Todo eso hace que el auto baje su precio, cotizando a $123.600 para la versión con aire acondicionado.

dt5C1Rx.jpg

“El temita del aire es algo raro, che”, pensaba Santa Claus. “Sabés que lo pongo para que me desempañe y me tira el aire a los pies. Lo pongo para que salga por abajo y me lo tira por las toberas del centro. Yo no entiendo, o lo armaron mal o viene así. Eso repercute en la eficiencia del aie acondicionado, que de por sí tiene una salida bastante mejorable en la parte central. A ver, en el Polo Norte poco lo voy a usar, pero cuando pase por el Ecuador, ¿qué hago? Me voy a morir de calor, y encima con este traje… De solo pensarlo ya transpiro”, comentaba mientras se secaba la frente con el gorro de navidad.

“Veremos que onda. Yo lo voy a probar hoy a la noche y después les cuento que tul. Eso sí, guárdenme un poco de vithel toné para después de las 12 que tanto traqueteo me da un poquito de hambre…”

Feliz navidad de parte de todo el equipo de Info Sobre Ruedas.