Contacto: Peugeot 308 y 408 2016

Los modelos producidos en El Palomar recibieron su primer restyling de media vida. Durante la presentación en Mendoza, entramos en contacto con las unidades para comprobar que las innovaciones van más allá de un simple lavado de cara.

Los modelos producidos en El Palomar recibieron su primer restyling de media vida. Durante la presentación en Mendoza, entramos en contacto con las unidades para comprobar que las innovaciones van más allá de un simple lavado de cara.

Sin dudas, la familia de medianos de Peugeot Argentina es el caballito de batalla del león en nuestro mercado. Entre enero y julio, el 308 comercializó más de 1.600 unidades, mientras que el 408 ubicó más de 700 en el parque automotor local. Si bien todavía esto no logró desbarrancar al Toyota Corolla, la marca apunta a liderar el segmento, tanto en hatchbacks como en sedanes.

Y para ello se pusieron a trabajar durante dos años para lanzar los nuevos 308 y 408. El primer cambio que se ve a simple vista aparece en el frontal, con ópticas con líneas más duras y marcadas, sumando una parrilla predominante en el frente y alojando el león en el centro. El 308 se diferenciará por diferentes detalles en negro, mientras que para el  408 se optó por detalles en cromado y color carrocería. Esto tiene una razón de ser: a partir de ahora el 308 se enfocará en una propuesta más deportiva y el 408 apuntará a la elegancia, pese a haber perdido los faros tipo lupa y la iluminación xenón en las versiones más equipadas.

Para lograr su cometido en ambos vehículos, la marca adoptó nuevas llantas de 17 pulgadas (de diferente diseño para cada modelo), un nuevo layout de ópticas (ahora LED) y nuevo paragolpes trasero para el 408, que le da una forma levemente más ancha, lo que mejora la estética.

En el interior también hubo cambios, y no por ser chicos son menos importantes. La pantalla multimedia que estaba en el sector superior fue migrada hacia la consola central, dejando lugar a una bandeja portaobjetos de dudosa calidad de terminación pero con “gomita antideslizante”. La interfaz multimedia fue mejorada sumando pantalla táctil e incorporando un disco rígido para almacenamiento de música y archivos. Si bien todavía no está disponible, hacia fin de año incorporarán la interfaz Mirrorlink, que permitirá duplicar la visibilidad del smartphone Android o iOS en la pantalla del auto.

La seguridad fue un punto donde la marca puso especial atención. Si bien en las versiones más equipadas ya se ofrecían con 6 airbags y ESP, ahora esos detalles de equipamiento se extienden hacia la variante Allure Plus (la tercera, de cuatro), manteniendo doble airbag y ganchos ISOFIX en las dos versiones más accesibles. Pero lo que sí se democratizó al 100% fue el superbloqueo, lo que permite cerrar completamente el vehículo desactivando los botones internos de apertura para prevenir los famosos robos de ruedas de auxilio, un mal famoso que según la marca “sólo se generó en la Argentina”. Junto al superbloqueo, la rueda de auxilio pasó de ser homogénea a ser de chapa en 16″. “Bajando el costo del botín contribuimos a la seguridad del auto”, aseguraron.

Y como la estética, el equipamiento y la seguridad fueron modificadas, la mecánica no podía quedarse atrás. Para ambos modelos, las motorizaciones HDi y THP sumaron caja manual de 6 marchas, una deuda pendiente que el segmento la pedía a gritos. Este último motor fue retocado (siendo una nueva generación de propulsor) y entrega 163cv, pudiendo combinarse también con una flamante caja automática Tiptronic de tercera generación que ahora suma modo ECO para mejorar la autonomía. Desde la marca aseguran que en este modo se ahorra más de un 11% de combustible.

La oferta de motorizaciones también fue mejorada, ofreciendo una nueva variante 1.6 de 115cv en el 408, algo inédito en el segmento que busca captar clientes en la gama más baja del modelo. Para saber más detalles sobre precios y equipamiento, ingresá en esta nota de acá abajo. Sino, seguí leyendo que viene lo mejor.

Lo más interesante en los nuevos 308 y 408 llega de la mano de la puesta a punto y las modificaciones que no se ven a simple vista. Por el lado del confort, las butacas fueron rediseñadas para mejorar la ergonomía, utilizando nuevas espumas en su interior y ofreciendo nuevos tapizados, cuero microperforado y costuras en color blanco, dependiendo de la versión. La mejora que más nos gustó fue la de la suspensión. Aquel tren trasero algo arisco, que cada tanto brindaba un golpe seco, desapareció. La marca trabajó mucho en la suspensión trasera y en la modificación de los bujes para entregar más confort. Notamos que la tenida sigue siendo confortable, despareció el golpe seco que tanto criticamos y al mismo tiempo sentimos una leve puesta a punto deportiva, con alguna rispidez en los neumáticos tal como si estuviesen demasiado inflados. Veremos si de esto se trataba cuando tengamos la unidad para testear.

Habiendo hecho este contacto durante casi 300 kilómetros, no nos queda más que destacar que Peugeot Argentina no se detuvo solamente en una actualización leve: aprovechó un restyling para sumar innovaciones en todos los aspectos posibles de un auto.

Veremos si los clientes lo notan como nosotros.