Contacto: Toyota Corolla XEi 1.8 MT

9xuhZBP.jpg

La historia del Corolla no hay que contársela a nadie. Es el modelo más conocido del mundo por consolidarse como el más vendido de la historia. Analizando su gama, nos faltaba subirnos a la versión más racional dentro de su oferta argentina. Info Sobre Ruedas junto al vehículo con mejor relación precio-producto.

Ya pasaron seis meses desde que probamos aquel Corolla tope de gama, el SE-G con motor 1.8 VVt-i de 140cv y caja CVT de 7 marchas. Para ese entonces, el sedán estrella de la marca japonesa no había tocado el margen del impuestazo: se comercializaba a $241.900.

Este tiempo entre ese test y este nuevo contacto tuvo dos fases. La primera fue la que se veía venir, donde la versión SE-G cayó en el mínimo imponible del gravamen y elevó su valor a más de $300.000, dejando una diferencia de más de $60.000 entre las variantes XEi Pack y las SE-G, tanto manual como automática. Esa diferencia fue confirmada por Toyota, que descartó con énfasis las versiones que indicaban que dicha versión se había discontinuado.

Así pasaron los meses hasta el 31 de diciembre del 2014, día en el cual el Poder Ejecutivo decretó modificaciones en los mínimos imponibles del impuesto a los vehículos de mediana y alta gama, elevando los pisos sobre los cuales los vehículos tributaban impuestos internos (ver nota). Esa variación del 15% no surtió efecto: los precios de las versiones más accesibles del Corolla subieron, mientras que los valores de las variantes SE-G se mantuvieron dentro del gravamen.

Es por eso que ahora nos subimos a la versión que mejor relación precio-producto tiene: la XEi a secas. Es la segunda escala de equipamiento, precedida por la XLi MT y AT. En este caso, elegimos la variante con caja manual de 6 marchas, ya que la vez anterior manejamos la exquisita CVT de 7 (ver test).

55FYqeA.jpg

Si miramos con detenimiento las diferencias entre la versión casi básica (XEi) y la versión tope de gama (SE-G), el dueño de la variante más equipada se va a sentir un poco defraudado, ya que exteriormente sólo difiere en ofrecer otro diseño de llantas, un poco más básico. Es importante aclarar que todas las versiones del Corolla incluyen llantas de 16″, pero la diferencia radica en que en la XLi son de chapa con embellecedores y en el resto son de aleación. Pero volviendo a la XEi, el exterior es casi igual al tope de gama. Ofrece luces con iluminación tipo lupa (sin xenón) y LEDs tanto en las ópticas delanteras como en las traseras. 

En el interior las cosas cambian un poco más, pero no tanto. De por sí que tenemos menos equipamiento, principalmente en el confort y lamentablemente en la seguridad. Por el lado del ocio, el XEi no cuenta con pantalla multimedia con navegador integrado y DVD player, pero sí tiene un decente equipo de audio con CD, MP3, entrada auxiliar, Bluetooth, USB y 6 parlantes. El espejo retrovisor interno electrocrómico es un detalle que se ofrece a partir de la versión XEi Pack, junto con los tapizados y volante revestidos en cuero. En nuestra unidad el espejo retrovisor es manual (con la clásica palanquita día-noche) y los tapizados son de tela en un color levemente más oscuros que los utilizados en la versión SE-G, algo que agradecemos para no tener que lavarlos constantemente si viajamos con chicos. En cuanto a la seguridad, los airbags de cortina sólo se reservaron para la variante más equipada (por ende nuestra unidad tiene 5 airbags), mientras que los faros antiniebla delanteros y traseros aparecen a partir de nuestra versión. Más allá de eso el equipamiento es igual, con ABS con EBD, alarma antirrobo perimetral, alerta de luces encendidas y puertas abiertas, alerta de uso de cinturones de seguridad delanteros, cierre automático de puertas a partir de 20 km/h, cinco cinturones inerciales de 3 puntos, tres apoyacabezas traseros,  sistema de anclaje ISOFIX en asientos traseros y tercera luz de stop. Obviamente que la gran deuda de toda la gama es la falta de ESP, dispositivo que tiene que estar presente en un vehículo del segmento C, por lo menos como opcional.

1Kiqn0x.jpg

Lo que notamos en esta versión es que la calidad de plásticos es levemente inferior, con más texturas duras y menos detalles acolchonados. De todas maneras está en la media del segmento y no repercute en una mala experiencia al tocarlos. Lo que sí nos sorprendió que se mantuviera en relación a la SE-G es el climatizador automático, los comandos al volante, la computadora de abordo y el mismo instrumental, detalle que cambia en la variante más accesible. Un item de confort que también nos parece importante en este tipo de vehículos es el control de velocidad crucero. Las marcas orientales suelen equipar a sus vehículos con este dispositivo, pero sólo en las versiones más caras. Nosotros votaremos por un control de crucero democrático en las próximas elecciones.

En cuanto a comportamiento, el Corolla se ofrece con un único motor naftero 1.8 Dual VVT-i de 140cv, en este caso asociado a una caja manual de 6 marchas. Las prestaciones siempre fueron el fuerte de este motor 1.8, con reacciones esperables, contundentes y hasta a veces sorprendentes. El conjunto motor-caja es bueno, con una selectora precisa y corta y con marchas largas que permiten mejorar el consumo.

Q2Uum9r.jpg

En ciudad el comportamiento es confortable, cuenta con una versatilidad pocas veces vista en un vehículo de este segmento y con un consumo que se mantiene dentro de lo económico pero un poco más elevado que con la caja CVT. Para la manual, el promedio urbano es de 9km/L. En ruta, el Corolla es aplomado y seguro, tiene unas recuperaciones excelentes y una agilidad para los sobrepasos que es digna de vehículos de segmentos superiores. Los consumos también son buenos en este ámbito, haciendo unos 13km/L de promedio. Pero para que el comportamiento sea óptimo en un 100% debería contar con ESP, tal como comentamos arriba.

Haciendo un resumen de esta versión del Corolla, podemos decir que es la más racional. Se comercializa a $234.600 (en comparación, a $142.300 menos que la SE-G que se ofrece a $376.900), cuenta con un equipamiento muy rico para ser una de las versiones menos equipadas, un motor que es el mismo de toda la gama -con la misma potencia- y una seguridad que no se ve tan disminuida como en otros vehículos de la competencia.

Es por eso que hoy, el Corolla XEi tiene la mejor relación precio-producto del segmento C.

lYRv3ym.jpg

  • Multimedia: Toyota Corolla XEi