Contacto: Volkswagen Amarok V6 2017

Es la novedad del año en el segmento. Será la pick-up mediana más potente del mercado. Y se fabricará en Argentina. Entramos en contacto con la Volkswagen Amarok V6: potencia inteligente recién para 2017.

Es la novedad del año en el segmento. Será la pick-up mediana más potente del mercado. Y se fabricará en Argentina. Entramos en contacto con la Volkswagen Amarok V6: potencia inteligente recién para 2017.

contacto-volkswagen-amarok-v6-5

Volkswagen Argentina tiró todo al asador. Más de 5.000 kilómetros de viaje en total, casi dos semanas de presentación, prensa local, regional e internacional, directivos de VW Alemania, más de 80 camionetas y hasta cuatro hoteles con invitados especiales.

Todo este despliegue, para presentar un restyling.

Y sí, viéndolo en forma objetiva, la novedad más importante en la Volkswagen Amarok 2017 está en el frontal, aunque suma un nuevo torpedo, más conectividad y algunos detalles adicionales (ver precios).

Pero lo que a nosotros nos interesaba más que todo eso era la variante V6. Esta Amarok que se presentó en Europa hace unos meses adopta una inédita motorización 3.0 TDI de 6 cilindros en V que eroga 224cv de potencia. Es el mismo motor utilizado en la Touareg, pero con menos caballaje para priorizar la durabilidad en detrimento de las prestaciones.

En el mercado europeo la variante V6 se ubicó como la tope de gama (mediante la versión Aventura) pero también forma parte de la gama intermedia con tres opciones de potencia diferentes. Esto prácticamente discontinuó el 2.0 Turbo Diesel de la familia EA189 de 180cv, implicado en el escándalo de las emisiones contaminantes (ver nota).

¿Sucederá lo mismo en Argentina? No señores, continuará el mismo motor sin innovaciones pero habiendo “eliminado” el software malicioso que truchaba las emisiones contaminantes. ¿Hubo alguna multa o sanción hacia VW? No. Las emisiones poco importan en nuestro mercado, al no haber una legislación firme y seria sobre su correcta generación.

En cambio, Argentina contará con la variante V6 como la opción tope de gama, buscando ser la pick-up más potente del segmento. Pero para eso habrá que esperar más de lo planificado: se lanzará después del Salón Internacional del Automóvil de Buenos Aires (ver nota).

No por una cuestión de desarrollo (ya que las primeras unidades se están comenzando a ensamblar en General Pacheco) sino por objetivos a cumplir: la marca primero debe demostrar que la reestilizada Amarok “vende” para después introducir el nuevo motor.

Y entonces, ¿qué hacemos? ¿Viajamos tantos kilómetros y hay tanto despliegue por un restyling?

No señores. Hoy entramos en contacto con la Volkswagen Amarok V6, pero con una salvedad: son unidades europeas, traídas especialmente para este evento.

Son distinguibles fácilmente: cuentan con llantas diferenciadas (de 17″ diamantadas, de 19″ convencionales y de 20″ diamantadas), dos tipos de barras San Antonio sobre la caja de carga, ópticas traseras oscurecidas y los emblemas V6 en la parrilla y portón. Se espera que esta misma configuración sea la utilizada en nuestro país, pero la incorporación del nombre Aventura no sería el indicado para el mercado local: se llamaría Extreme.

En el interior el torpedo es exactamente igual, pero la calidad de materiales es sensiblemente mejor. Se nota en las contrapuertas, los encastres y hasta en las terminaciones de los posavasos. No es una gran diferencia, pero se la siente mucho más cuidada que la argentina (ver contacto).

En relación a la Highline tope de gama, la Volkswagen Amarok V6 suma sistema Start&Stop, instrumental con display a color para la versión Aventura y frenos a disco en las 4 horas. El equipamiento de serie es bastante similar al de la producida localmente.

La marca reservó la mañana del último día del evento para que los periodistas (opcionalmente) puedan manejar por un breve circuito local estas unidades. La sorpresa fue MUY grata al verificar que ese circuito estaba instalado en el viejo Aeropuerto de El Calafate, con pruebas dinámicas listas para exprimir al máximo los doscientos veinte burros.

Estas pruebas contemplaban aceleraciones, slalom, frenadas en banquina y hasta maniobras de esquive con el piso mojado.

Lo primero que notamos al subirnos a la Volkswagen Amarok V6 es la baja rumorosidad del motor. Si bien al levantar el capot el motor genera presencia, cuando circulamos pareciera ni existir. Esto no pasa por baja rumorosidad, sino por una excelente aislación acústica del interior. Apenas cuando aceleramos a fondo notamos que no es eléctrica.

Y ahí es donde la magia sucede. Los 550Nm de torque hacen que una aceleración repentina te logre pegar al asiento para llegar a los 193km/h de velocidad máxima y hacer el “0 a 100” en apenas 7,9 segundos. Prestaciones impensadas para una pick-up de semejante porte.

contacto-volkswagen-amarok-v6-1

Todas las unidades presentes en El Calafate contaban con tracción integral 4Motion y caja automática de 8 marchas. La misma configuración que utilizará en el mercado local, sin opciones manuales ni tracción simple.

El pequeño circuito sobre la pista de aterrizaje (que ahora es una calle de la ciudad) tuvo apenas 4 horas de actividad. Y para cada periodista, un breve contacto de unas 10 cuadras. Pero contacto dinámico al fin.

Los frenos a disco responden espectacularmente bien, generando que la chata se clave en apenas unos pocos metros. Es una de las pocas pick-ups que puede acelerar, frenar y doblar sin flaquear en ninguna de las tres ocasiones. Si ya el comportamiento dinámico de la Amarok convencional es ejemplar, imagínense en este desarrollo específico.

Es atractiva, tecnológica y ahora contará con un motor más grande y potente. ¿Será el momento ideal para darle más libertad al motor y dejar que las ayudas electrónicas dejen de meterse tanto en las chatas, pudiendo ofrecer una caja reductora como la gente?

Veremos cómo avanza el tema. Total, todavía, tenemos 8 meses por delante hasta su lanzamiento.