El Hennessey Venom GT a 435,3 km/h y el récord que no fue

Hennessey_Venom_GT-1.jpeg

Se trata de un nuevo récord de velocidad para un auto de producción en serie. Supera al anterior logrado por el Bugati Veyron de 430,1km/h. Sin embargo, el Hennessey no logró ingresar en los récords Guiness por dos cuestiones.

La marca norteamericana Hennessey fue con un Venom GT de 1.244hp hasta una pista de 5.200 metros de longitud situada en el Centro Espacial Kennedy en Florida, la misma donde aterrizan los transbordadores espaciales. En esa recta el Hennessey Venom GT dio rienda suelta a la aceleración y logró alcanzar una velocidad de punta de 435km/h, lo que representa un récord mundial para un auto de producción.

Si bien el récord en si mismo es un hecho, no lo es en lo que se refiere a los registros oficiales del Libro Guinness. Esto se debe a dos motivos: el primero es que se necesitan dos pasadas en sentidos opuestos para hacer el registro del récord y se toma como resultado el promedio de ambas, en este caso sólo se hizo una sola pasada. Además, para que un auto se considere de producción en serie por Guinness se necesita la producción de 30 unidades, Hennessey producirá sólo 29.

La marca asegura que, de haber tenido una pista más larga, se podría haber llegado a una marca aún mayor. La aceleración del Venom GT es increíble: pasó de 30 a 190km/h en algo más de 7 segundos y de esa velocidad a 350km/h en menos de 10 segundos (un auto convencional de calle acelera de 0 a 100km/h en 10 segundos en promedio). A la máxima velocidad el Venom recorrió 120 metros por segundo, a esa velocidad se podría llegar desde Buenos Aires hasta Rosario en menos de 45 minutos. 

Mirá el video: