Fórmula 1: Nico Rosberg gana en Australia y Ricciardo es descalificado

F1_-_GP_de_Australia_2014-1.jpg

Nico Rosberg ganó con su Mercedes el Gran Premio de Australia, la primera carrera del 2014. En segundo lugar llegó Daniel Ricciardo (Red Bull) y tercero terminó Kevin Magnussen (McLaren). Sin embargo la fiesta para Red Bull se vio empañada por una irregularidad en el auto de Ricciardo. Una vez más el podio australiano sin piloto local.

El Gran Premio de Australia dejó ver en su totalidad los cambios de la máxima categoría y realmente no dejó un buen sabor. Con una estética frontal poco agradable, este es el menor de los cambios que vamos a sentir. Es más, en pocas carreras ya nos vamos a acostumbrar, pero el problema real acá es el sonido y el combustible.

El cambio de los motores V8 2.4 a los V6 1.6 Turbo provocó un cambio importante en el sonido de los escapes, que ahora es más grave y los motores se sienten menos vuelteros, algo que hace perder un poco la magia de la categoría. Por momentos no se distingue si van acelerando a fondo o no.

El otro problema fue el combustible. Si bien es la primera carrera, todavía falta poner a punto todo después de tantos cambios, pero debido a las limitaciones de conservar combustible tampoco se vieron muchos adelantamientos en pista. Con 100kg de combustible para recorrer toda la carrera muchos pilotos tienen que ahorrar carburante levantando el pie del acelerador antes de llegar a una curva o usando distintas técnicas que pueden ser peligrosas. Una de las estrategias para conservar combustible es levantar el pie del acelerador 100 metros antes del punto de referencia de frenado, aunque con la nueva aerodinámica los autos se frenan mucho de golpe y esto puede sorprender al piloto que venga detrás debido a que se anticipa la desaceleración.  

Pero el combustible también jugó un mal momento para Red Bull. Daniel Ricciardo fue descalificado después de que se detectara un exceso de combustible en su Red Bull. Esto le permitió subir un escalón a Magnussen y entrar en el tercer puesto junto a Jenson Button, ambos de McLaren.

En un cuarto puesto quedó Fernando Alonso con su Ferrari. El auto italiano tiene potencial pero asumió una estrategia más conservadora en función del ahorro de combustible. Su compañero Kimi Räikkönen terminó en séptima posición. 

El alivio en el combustible llegó cuando Valtteri Bottas (Williams-Mercedes) golpeó con la rueda trasera derecha un muro y eso provocó el desprendimiento de la cubierta y parte de la llanta del auto ocasionando una salida de un auto de seguridad que ayudó a frenar un poco el consumo.

La confiabilidad fue un punto débil durante la competencia. Con grandes nombres en los abandonos Vettel y Hamilton fueron víctimas de las fallas mecánicas, más bien electrónicas. Además también abandonó Marcus Ericsson (Caterham-Renault) a raíz de un problema en la presión de aceite; Felipe Massa (Williams-Mercedes) y Kamui Kobayashi (Caterham-Renault) abandonaron después de un accidente en la largada.

El reencuentro con la Fórmula1 será en dos semanas, el 30 de Marzo en el Gran Premio de Malasia. Esperemos poder disfrutar ahí ya de una carrera un poco más osada y menos conservadora. La F1 del 2014 parece tener en tecnología lo que le falta en emoción.