El Gobierno bajará impuestos en autos híbridos y eléctricos

El gobierno nacional tiene en su poder un avanzado decreto que permitirá a las automotrices comercializar sus vehículos eléctricos, híbridos o impulsados a hidrógeno sin ningún tipo de arancel a la importación.

El gobierno nacional tiene en su poder un avanzado decreto que permitirá a las automotrices comercializar sus vehículos eléctricos, híbridos o impulsados a hidrógeno sin ningún tipo de arancel a la importación.

Si bien en Argentina la avanzada eléctrica está bastante lejos de lo que hoy sucede en Estados Unidos o Europa (donde circulan autos a energía alternativa y se mezclan en el tránsito diario), poco a poco se ven pequeños avances que nos permiten pensar en tecnologías de propulsión más limpias.

Para fomentar esto las últimas semanas fueron claves. Por un lado, YPF anunció que instalará más de 200 puntos de recarga para vehículos eléctricos en 110 estaciones de servicio diferentes. La instalación estará a cargo de QEV Argentina en asociación con el grupo ABB (ASEA Brown Broveri), demandará una inversión de USD13 millones y los dispositivos a instalarse serán de carga rápida DC (15-30 minutos por término medio para el 90% de la batería) y contarán además con un soporte digital multimedia que permitirá al usuario una experiencia de carga ágil y segura mediante la geolocalización del punto de recarga más cercano, la reserva de turno de carga y el pago mediante la aplicación con tarjeta de crédito.

Y por otro lado, el Gobierno trabaja a paso firme para incluir a los vehículos con este tipo de propulsión dentro del mercado “lógico” local. Para ello buscará bajar el arancel de importación del 35% al 0% para los autos que cuenten con energías alternativas.

A continuación, la nota escrita por Horacio Alonso en Ambito Financiero (créditos también de Carlos Cristófalo, de Autoblog).


Confirmado: bajarán impuestos para compra de autos ecológicos

Por Horacio Alonso (Ambito Financiero).

El Gobierno quiere cambiar el aire. Al menos el que se respira en los grandes centros urbanos por la contaminación que producen los millones de autos que circulan por las calles de todo el país. Por eso, el presidente Mauricio Macri tiene a la firma el decreto que reduce del 35% a 0% el arancel que pagan los vehículos que se importen extrazona (fuera del Mercosur) impulsados con energías alternativas.

De esta manera, se confirma la información adelantada por este diario hace un año respecto de la decisión oficial – a cuatro meses de haber asumido – de alentar vía estímulos fiscales la venta de autos ecológicos como eléctricos, híbridos o a hidrógeno.

Es una iniciativa del propio Macri que, desde el primer día, quiso darle a su gestión un perfil de cuidado del medio ambiente y modernidad. Tanto es así que el trayecto entre el Congreso y la Casa de Gobierno, tras haber jurado como presidente, lo realizó en una Volkswagen Touareg híbrida y no un vehículo con combustible tradicional.

El sitio especializado Autoblog accedió ayer a un borrador del decreto que establece como punto principal que las beneficiarias de esta ventaja impositiva serán únicamente las fábricas radicadas en el país y no los representantes de marcas importadas. En la actualidad, sólo se vende en el mercado argentino un modelo con estas características que el Toyota Prius. Su precio es de u$s62.000. Hay otros tres modelos que ya se encuentran homologados por el INTI pero que aún no se comercializan en el país ya que están a la espera de este decreto: la Renault Kangoo Z.E., el Nissan Leaf y la VW Touareg Hybrid. Este último se había llegado a vender años atrás, pero se había discontinuado. Según el texto del decreto, el beneficio impositivo tendrá vigencia de 36 meses renovables y podría generar un mercado inicial de unas 9.000 unidades.

La decisión del Gobierno de dar estímulo para la compra de estos vehículos se alinea con otros países que ofrecen incentivos a los consumidores o fabricantes para volcarse a estos modelos. Un giro importante, teniendo en cuenta que en la Argentina se los castigaba con un arancel alto.