La Máquina del Tiempo: Volkswagen Escarabajo vs. Volkswagen The Beetle

Dgmypea.jpg

El Beetle es el modelo más nombrado, más fabricado, más conocido y más lonjevo del mercado actual. Más de 18 plantas Volkswagen alrededor del mundo fabricaron este modelo, en diferentes configuraciones, desde 1938 hasta 2003. Es la hora se saber qué quedó a 76 años de su lanzamiento.

Cuando tuvimos la oportunidad de agendar una unidad del nuevo The Beetle, no dudamos en compararlo con un verdadero Escarabajo. Tantos años de producción bajo una misma generación nos generó curiosidad. Saber qué motivo a Volkswagen a modificar completamente el posicionamiento del New Beetle, para pasar de hacer un auto para mujeres a hacer un auto completamente masculino.

El Escarabajo (o Pichirilo, Fusca, Vocho, Kupla, Tipo 1, Sedán, Bogár, Cepillo, Poncho, Garbus, Cucaracha, Coccinelle, Peta, Brouk, etc, etc, etc) inicialmente fue un proyecto encarado por Mercedez-Benz. Sí, si no lo sabían, el queridísimo Beetle tuvo sus inicios de concepción en los cuarteles centrales de la estrella, pero luego de una sorpresiva bomba en medio de la Segunda Guerra Mundial, los papeles y proyectos encarados para desarrollar un vehículo muy barato se esfumaron. Tiempo después, Volkswagen anunciaba la concreción de un proyecto de auto accesible.

7005512_orig.png

Ese encargo del Gobierno alemán se realizó a través de Ferdinand Porsche -¿les suena?-, el cual tenía que desarrollar un auto que pudiese transportar de forma cómoda a dos adultos y tres niños, no supere los 100km/h y tenga un bajo costo de mantenimiento. El desarrollo del auto correría por cuenta de Porsche, mientras que el régimen alemán se encargaría del diseño. En total hubieron 38 prototipos para terminar de confeccionar el auto; todos destruidos por la Guerra. Inclusive, los prototipos expuestos en el museo de Wolfsburg en Alemania son réplicas. 

Y si les decimos que el Volkswagen Tipo 1 (como se lo conoció al salir a la venta) se basó en un vehículo ruso, ¿nos creerían? Así es. Porsche utilizó parámetros, planos y medidas basadas en el Tatra T97, un auto checoslovaco que comenzó su producción a inicios de la década del ’30 y finalizó pocos años después para evitar conflictos posguerra con Alemania. Este apéndice de historia medio oculto finalizó en 1961 cuando Tatra culminó la demanda contra Volkswagen por plagio, por lo que la marca alemana tuvo que compensar a Tatra con 3.000.000 de Marcos Alemanes, la moneda corriente de esa época.

sweden_t.jpg

Tatra T97, el modelo sobre el cual se basó el Escarabajo.

Para acceder al Tipo 1 la cosa no era simple. Sólo estaba disponible en un color (negro) y se podía adquirir solamente financiando su producción. ¿Cómo era ésto? Primero había que pagar una serie de cupones que costaban unos 5 Marcos Alemanes. Cuando se llegaba a los 90 Marcos, uno podía disponer del auto pero abonando unos 50 Marcos más y otros 200 de seguro por dos años. No se podía rescindir el contrato y si no se cumplía con alguno de los plazos se perdía todo lo abonado. Así y todo, 336.000 personas aceptaron ingresar al “plan” para conseguir su primer auto, pero luego de que Alemania invadiera Polonia el Gobierno decidió militarizar todas las industrias y la producción del Escarabajo quedó suspendida. Esas 336.000 personas que pagaban el plan nunca vieron su auto

Pero ¿de dónde salió el nombre “Escarabajo“? Muchos dicen que el diario New York Times fue el primero en tildarlo así ya que, luego de su lanzamiento, “las calles se iban a ver invadidas por miles y miles de unidades de este vehículo similar a un insecto brillante”, destacaba el artículo publicado en 1938.

Ese vehículo que fue encargado por un régimen alemán, copiado de un auto ruso y nombrado por un diario estadounidense, fue furor durante 65 años. En el año 2003 Volkswagen México ensambló el último Escarabajo, en la planta de Zaragoza. Esa unidad ahora se encuentra en el museo de Wolfsburg, en Alemania. Era exactamente igual a los que se comercializaron durante todos esos años, con algunos agregados de equipamiento adicionales pero conservando la carrocería intacta. Esos “agregados” o modificaciones eran casi invisibles, pero la marca aseguraba que, desde el primero al último, se cambiaron y modernizaron más de 2.500 piezas.

ultimovocho.jpg

Años previos a la fabricación del último EscarabajoVolkswagen presentó el New Beetle. Se trataba de una reinterpretación súper-moderna del clásico de la marca alemana que se lanzó en 1998 y ahora buscaba otro nicho de mercado, apuntando principalmente al público femenino (recordarán la margarita en el tablero…). No tuvo mucho éxito, pero llegó a venderse bien simplemente por el hecho de continuar con la historia de tan exitoso vehículo. Se desarrolló sobre la plataforma PQ34 y contaba con motorización delantera transversal, refrigerada por agua, obviamente.

volkswagen-new-beetle-079.jpg

Pero a Volkswagen nunca le terminó de cerrar el New Beetle, sobre todo porque se trataba de un vehículo emblemático (sin ir más lejos, le dio el nombre a la marca) que no tenía la suficiente exposición ni desarrollo para serlo. Fue así como a inicios del 2011 presentó el Beetle, la nueva generación del modelo que ahora era más deportivo, más llamativo y, sobre todo… más ícono. A nuestro mercado llegó a inicios de este año (ver nota), haciéndose conocer como The Beetle y llegando a las manos de Info Sobre Ruedas esta semana (ver test).

Una historia tan rica e interesante tiene que tener su reflejo en los productos. Aquí comienza una nueva Máquina del Tiempo: enfrentamos el clásico Escarabajo con el nuevo The Beetle.

  • Volkswagen De Luxe

yrqMofG.jpg

Año de Fabricación: 1961

Año de Importación: 1962

Origen: Alemania

Motor: Naftero 1.2 Bóxer 4 Cilindros (refrigerado por aire)

Potencia: 34cv

Tracción: Trasera

  • Volkswagen The Beetle
ZEYqTqN.jpg

Año de Fabricación: 2014

Año de Importación: 2014

Origen: México

Motor: Naftero 2.0 Turbo TSi 4 Cilindros en línea (refrigerado por agua)

Potencia: 211cv

Tracción: Delantera

*****

RZoSmS2.jpg

No busquemos diferencias, encontremos similitudes.

J5iVXvn.jpg

El capot tiene la misma caída. Los pasarruedas son iguales. Y hasta el detalle cromado del The Beetle hace recordar a la predominante defensa del Escarabajo.

MHnoCsL.jpg

Las ópticas circulares son la base del diseño de todo Beetle. Del primero, al último.

Ja9tSSu.jpg

La persianita trasera te la cambio por el alerón. Y me quedo con la doble salida de escape, gracias.

F1cXric.jpg

Claro, ahora el motor está adelante y el baúl atrás.

Ar7Wdd2.jpg

Paradoja: el Escarabajo sí traía rueda de auxilio. El The Beetle tiene kit de reparación.

Osp3JQD.jpg

“Tiene que llevar a dos adultos y tres niños, no debe superar los 100km/h y debe tener un bajo costo de mantenimiento”, le dijeron a Ferdinand Porsche.

QMo9D6H.jpg

Motor trasero, 1.2 Bóxer, 4 cilindros, de 34cv. Una nave de tracción trasera.

EjIrzHf.jpg

Pocos parecidos, aunque la guantera superior es igual.

hk16hSc.jpg

El corte del pilar A vuelve a sus fuentes. Así se logró una estética más deportiva y menos femenina.

0qrrJpC.jpg

Los logos cromados de Volkswagen, presentes en diferentes lugares.

hpdjWPU.jpg

Gracias al Taller Kikinda por el tiempo.

d4Xbwru.jpg

Y a Claudio Klassen por el Escarabajo 1961 (no, no lo vende).

QilbRgz.jpg

Vaya, vaya que ya es tarde…