La potencia no alcanza: el Ford Mustang consiguió sólo dos estrellas en seguridad

El pony car de la marca norteamericana decepcionó en las pruebas de impacto de Euro NCAP. Poca presión de inflado de airbags y lesiones varias, las razones del bajo puntaje.

El pony car ícono de la marca del óvalo decepcionó a su público al fallar en una de las clásicas pruebas de seguridad. Bajo el protocolo de Euro NCAP (la variante europea de nuestro Latin NCAP), el Ford Mustang consiguió apenas dos estrellas en protección a sus ocupantes. ¿Qué pasó?

El primer problema que acusaron los sistemas de seguridad del Mustang fue el insuficiente nivel de inflado de los airbags, que no alcanzaron para mitigar la inercia de los ocupantes sobre el lugar de impacto.

A eso se le sumó el alto riesgo de lesiones abdominales en el test frontal completo y las lesiones en la cabeza del dummy de 10 años, durante el test de impacto lateral. Como si esto fuera poco, Euro NCAP destacó que “el Mustang enviado a Europa cuenta con menos items de seguridad que el comercializado en Estados Unidos”, lo que disminuyó todavía más el puntaje final.

Desde Ford apuestan a que el nuevo Mustang (reestilizado la semana pasada –ver nota-) logre mejorar el puntaje de este pony car, que sin dudas fue una decepción para todos los mercados mundiales donde se comercializa.