Seguridad
Now Reading
Latin NCAP: dos estrellas para la Nissan Murano (y castigo para los March y Versa)
Contents
0

Los últimos resultados de Latin NCAP, el organismo que se encarga de evaluar la seguridad de los vehículos comercializados en nuestra región, dieron que hablar.

Por un lado, el organismo se propuso probar la Nissan Murano, la clásica SUV mediana de la marca nipona equipada con 7 airbags y ESP de serie, que logró el premio Top Safety Pick 2016 del IIHS. Para la sorpresa de todos, en la prueba frontal de Latin NCAP logró apenas dos estrellas en protección hacia adultos y cuatro hacia niños. “El modelo mostró un bajo desempeño estructural en la prueba de choque frontal que llevó a un bajo puntaje en la protección del conductor. La ruptura de la zona de los pies en el área del conductor, además del movimiento de la columna de dirección, explican las posibles lesiones en el conductor que produjeron la pérdida de puntos”, explicó Latin NCAP en el comunicado.

“Es sorprendente como un modelo desarrollado con la última tecnología y que cuenta con 7 bolsas de aire no pueda ofrecer cinco estrellas para protección ocupante adulto”, comentó Alejandro Furas, Secretario General de Latin NCAP. “Es sorprendente que este modelo ofrezca buena protección en una prueba de choque solapado “pequeño” y un desempeño magro en la prueba de choque solapado del 40%. Latin NCAP invita y alienta públicamente a Nissan a mejorar este modelo para que logre las cinco estrellas resolviendo el problema del rendimiento estructural pobre que causó la pérdida de puntos”, agregó.

Y por otro lado, las malas noticias para Nissan parecen no terminar. Luego de este baldazo de agua fría (y del choque auto a auto desarrollado hace un mes –ver nota-), el organismo decidió bajarle la calificación en seguridad a los Nissan March y Versa, después de un test de auditoría.

Resulta que ambos modelos de producción brasileña fueron probados por Latin NCAP en 2015 bajo el protocolo de evaluación anterior. Allí lograron cuatro estrellas en protección a ocupante adulto, mientras que el March sumó una estrella en protección infantil y el Versa dos. Desde la marca aseguraron que las unidades producidas en México contarían con el mismo nivel de seguridad que las brasileñas.

Ahora, bajo esta auditoría realizada a las versiones mexicanas, Latin NCAP decidió quitarle una estrella a ambos modelos ya que se comprobó que las mexicanas ofrecen menor protección hacia ocupantes adultos que las versiones brasileñas.

Latin NCAP divulgó una pequeña entrevista a Alejandro Furas, donde explica un poco más sobre el test de auditoría.


¿Cuáles son las principales diferencias encontradas en el desempeño de ambos modelos en comparación con las pruebas presentadas en 2015?

La principal diferencia encontrada fue en el sistema de retención y en las estructuras; ambas estructuras fueron calificadas como inestables y en los test realizados en el 2015 fueron calificadas como estables. Los cinturones de seguridad en combinación con las bolsas de aire ofrecieron una menor protección dado que el pecho del conductor recibió una calificación baja comparada con la protección marginal y adecuada que obtuvieron en el test del 2015. Ambos modelos tuvieron un desempeño próximo al 30% por debajo de los puntos que obtuvieron en las pruebas de 2015.

¿Cuál fue la reacción de Nissan?

 Latin NCAP le pidió a Nissan que mejorará los test de auditoria para obtener las cuatro estrellas que tuvieron en el 2015. Nissan se ha comprometido a estudiar y entender las diferencias entre ambos vehículos posiblemente apuntando a lograr de nuevo cuatro estrellas para la protección de ocupante adulto.

¿El March y Versa fabricados en Brasil todavía se producen como en 2015?

Latin NCAP no tiene ninguna evidencia que los autos brasileños sigan siendo fabricados como en el 2015. Este caso mostró un pobre control de calidad de producción por parte de Nissan y la falta de conocimiento en profundidad para entender y resolver estos problemas con antelación. Teniendo en cuenta que Nissan apuntó en 2015 que los coches mexicanos y brasileños son los mismos, es razonable suponer que también las versiones brasileñas podrían haber bajado de calidad.

¿Quién es responsable y hay alguna manera que esto se pueda prevenir?

El monitoreo para prevenir este tipo de cambios en la calidad de la producción es responsabilidad del fabricante, pero tiene que ser vigilado por los gobiernos que deben aplicar las regulaciones apropiadas. Latin NCAP y Global NCAP recientemente han demostrado el potencial enorme de aplicar estándares mínimos de seguridad recomendados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con respecto a vidas, lesiones serias y costos sociales que podrían ser ahorrados. Estas regulaciones también proporcionan un fuerte marco administrativo y un estricto control de producción a los fabricantes. Una vez más, instamos a todos los gobiernos de la región a implementarlas inmediatamente.


What's your reaction?
Me Encanta
0%
Me Gusta
0%
Bueh...
0%
Cualquiera
0%
Chocalo, ¡por favor!
0%
About The Author
Fede Peralta Pahor
Fede Peralta Pahor
Fanático de los autos desde uso de razón, aprendí a decir "mamá y papá" luego de decir "auto". Gracias que sé que en un partido de fútbol hay 22 jugadores en la cancha. Seguro alguien me lo comentó. Partícipe en la industria hotelera, relacionista público y periodista desde los 17 años, participé como administrador y organizador de los Clubes de Autos más importantes del país. Todos fundidos, del primero al último. En 2010 nació Automoov, mi cable a tierra en Argentina que logró sumar adeptos en muy poco tiempo y hoy se consagró como uno de los tres principales medios de noticias sobre autos.