Lifan 320: cero estrellas Latin NCAP en seguridad

FO4614L321_Cam8.jpg

Se trata de uno de los autos chinos más controversiales. Su diseño está inspirado en el Mini Cooper y se vende en Uruguay desde hace unos años. Latin NCAP lo testeó en sus pruebas de choque y se consagró como el vehículo más inseguro de la región.

Latin NCAP, el organismo que se encarga de evaluar la seguridad de los vehículos comercializados en la región, finalizó la presentación de los resultados 2014 con la evaluación del Lifan 320, una copia china del Mini Cooper que se comercializa en Uruguay y tuvo grandes posibilidades de venderse en nuestro mercado. El utilizado fue una unidad sin doble airbag ni ABS, reglamentación que debe cumplirse desde el 2014 en nuestro mercado.

En esta evaluación, el 320 obtuvo cero estrellas en protección hacia adultos y cero hacia niños, la calificación más baja en toda la historia de Latin NCAP. El organismo destacó que “la estructura del 320 fue calificada como inestable lo cual sumado al desprendimiento del volante durante el choque da razones para pensar que la seguridad del pasajero adulto no mejoraría aún si el vehículo estuviese equipado con airbags”. Esta evaluación cae en un pésimo momento para Lifan, ya que en el pasado Salón de San Pablo se anunció su llegada a nuestro mercado a través de Lifcar SA, su importadora (ver nota).

El video en el cual se muestra la tremenda deformación de la carrocería es un reflejo claro de dónde se escatiman en costos en los vehículos chinos. Uruguay es pionera en recibir este tipo de marcas, ya que en el país vecino no se necesita ningún tipo de homologación para iniciar la comercialización de vehículos de cualqueir tipo. Simplemente se importan al país y comienza su venta en los concesionarios. Ese es el motivo principal por el cual el país vecino cuenta con más de 30 marcas chinas.

Pero el caso del Lifan 320 fue especial ya que la marca (perteneciente al Grupo Effa) construyó una planta en Uruguay para ensamblar el 320 y otros modelos en formato CKD, respondiendo puntualmente a la futura demanda que podría generarse desde Brasil cuando ese modelo fuera lanzado. El problema es que Brasil no autorizó la comercialización del modelo, rechazando su homologación y generando que Lifan stockee unidades sin un destino en particular.

Actualmente, los Lifan 320 que se comercializan en Uruguay se ensamblaron en 2011 y se encuentran a la espera de que la gente los adquiera a un precio más que promocional. Eso sí, sólo con 6 meses de garantía y sólo para la mecánica.