Mercado: la venta de autos cayó un 8,5% en Argentina

Ford_Fiesta_KD-1.jpg

Se fue el segundo mes del 2014 y ya nos está dando un claro panorama de la caída en las ventas de los autos. No sólo cayeron las ventas un 8,5% respecto a febrero de 2013 sino que los patentamientos fueron un 46,68% menos que en enero de este mismo año.

Esta caída en la venta de los autos no es casualidad sino, más bien, causalidad. Y la causa está muy bien identificada y se debe principalmente al impuestazo aplicado por el gobierno a los mal llamados “autos de lujo” y también a la devaluación. En los últimos dos meses los autos subieron mucho y para describir mucho basta decir que para entrar en el mundo de los 0km debemos desembolsar al menos $85.000, que al cambio de hoy son  U$S10.800. De todas formas no siempre los más baratos son los más vendidos; en este último febrero el auto más vendido fue el Ford Fiesta KD

Empezamos por el principio y ahí decimos cuánto tenemos que poner para ingresar al mundo de los autos 0km. Pero en otro lado de las escalas de poder adquisitivo están quienes ya pretenden “autos de lujo”, estos se llevan la peor parte porque tuvieron aumentos de hasta el 85%.

Para ponerlo en números, un Mercedes Benz CLS (ver test) que en 2013 costaba U$S123.600 ahora cuesta la módica suma de U$S211.900. Bueno, tal vez este no sea el ejemplo de un auto popular y sí sea un verdadero ejemplo de lujo, pero vayamos a una camioneta de las más elegidas en nuestro país: hablamos de la Honda CR-V, en su versión LX AT 4×2 pasó de $227.000 en 2013 a $348.700 en este 2014, un aumento de un 53% y hablamos de una versión que no es la más cara. Es decir, quien no compró en 2013 su CR-V hoy tiene que desembolsar $120.000 más para adquirirla. Sin embargo la mayoría de los aumentos no se dieron por culpa del impuestazo, sino por la devaluación, que modificó los valores automotores hasta en un 25%. No todo el mundo tiene ese resto bajo el colchón.

El sábado 1° de marzo Cristina Kirchner abrió las sesiones ordinarias en el congreso con discurso que duró cerca de 4hs y ahí se despachó de varias cuestiones. Entre los temas no pudo dejar de mencionar el tema del impuestazo en relación a la caída de la venta y producción de autos y anunció que en estos días se estará reuniendo con las automotrices para hablar sobre este impuesto.

De todas formas no todas son malas noticias. En este caso hablamos del dólar que ya lleva un mes por debajo de los $8, es decir, después de la última gran devaluación el dólar bajó unos centavos y se posicionó alrededor de los $7,90. Este es un dato no menor ya que toda la industria automotriz está dolarizada. Ahora será cuestión de hacer una reflexión y pensar un poco más antes de prender el horno para empacharse con la gallina de los huevos de oro.