Regalo de Navidad: los combustibles bajarán un 5%

1419603045991-YPF_-_Surtidores.jpg

En un momento complicado de la economía argentina y donde siempre estamos hablando de aumentos e inflación esta noticia es casi como un regalo de Navidad. El motivo de la baja se debe a la importante reducción que tuvo el precio del barril de petróleo a nivel internacional. En los surtidores lo veremos en el comienzo de 2015.

Argentina, a diferencia de Estados Unidos por ejemplo, siempre fue un país que se mantuvo algo independiente en lo que se refiere a la relación del precio del barril de petróleo y el combustible en los surtidores. Es decir, el precio de nuestros combustibles nunca tuvo una asociación directa con el del crudo subiendo y bajando los valores en relación a lo que marca la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo).

Pero ahora las cosas son algo diferentes, o al menos quieren serlo. Es por esto mismo que el Gobierno acordó con empresas, sindicatos y provincias petroleras para reflejar la baja en los precios internacionales.

La baja del 5% en el precio de los surtidores se hace efectiva mediante una reducción del impuesto a los combustibles que cobra el Estado Nacional.

Esto a simple vista es algo confuso. Vamos a los números. En lo que va del 2014 los combustibles aumentaron en promedio en la Argentina un 40%, pero el precio del barril de petróleo a nivel internacional en el mismo período bajó un 40%. Esto es así de confuso y contradictorio porque Argentina tiene su propio precio del barril. En nuestro país el crudo cuesta en promedio unos U$S80. Esta diferencia era más que conveniente cuando a fines de 2013 el crudo internacional costaba más de U$S100. Pero hoy cuesta solamente U$S56,90.

Es decir, hoy en día es más barato importar petróleo que producir. En el caso de Shell que trabaja con crudo nacional hoy paga más de U$S80 algo que podría importarse por U$S60. Es por esto mismo que la baja en los combustibles no se produce por la baja del crudo internacional en sí misma sino por reducciones impositivas.

Si vamos más a los detalles nos damos cuenta que se hace evidente lo que te contábamos en esta nota de septiembre de 2014, cuando ya te decíamos que en lo que va del año los combustibles ya habían aumentado un 44%. En ese momento te decíamos que el precio de la nafta (Premium) estaba prácticamente equiparado con el precio del dólar blue. No nos equivocamos. En aquel entonces el blue estaba a por encima de los $14, mientras que ahora vamos a cerrar el año con un precio de $13,18. Todo está asociado.

Pero más allá de todos los datos técnicos lo que uno quiere saber es cuanto se va a ahorrar al llenar el tanque. La baja que vamos a percibir gira en torno de los $0,80 en el caso de la Premium y de $0,60 en el caso de la nafta súper. Esto puede ser un promedio de $35 de ahorro en un tanque de 50 litros. Cabe señalar que los precios se cambiarán en los surtidores a partir del 1° de enero de 2015