Test: Nissan Versa Exclusive AT

Durante una semana probamos la variante tricuerpo del Nissan March, que se replantea completamente buscando posicionarse un escalón por encima del hermano hatchback, tanto en espacio como en equipamiento.

Durante una semana probamos la variante tricuerpo del Nissan March, que se replantea completamente buscando posicionarse un escalón por encima del hermano hatchback, tanto en espacio como en equipamiento.

FOTOS POR MANU FERNANDEZ

A PRIMERA VISTA

La estética del Versa no es la más agraciada del mercado. Si bien es la variante tricuerpo del March, tiene un estilo propio tanto en el lateral como en la trompa, ahora rediseñada para incorporar el último lenguaje de diseño de la marca nipona. Cuenta con unas ópticas de mayor tamaño y una parrilla bastante marcada, que además suma muchos detalles en cromado creando la sensación de un auto más sofisticado. Los faros son halógenos, mientras que las luces antiniebla se ofrecen de serie para esta versión.

El lateral es tan diferente al March que es prácticamente otro auto. Desarrollado sobre la plataforma V (la misma del March y Note), la distancia entreejes fue extendida para otorgar un sorprendente espacio en las plazas traseras, lo que lo convierte en el sedán de segmento B más espacioso del mercado. Para esta versión se le incluyen llantas bitono de 16 pulgadas y manijas cromadas.

En relación al diseño anterior del Versa, la cola no varió. El remate trasero sigue siendo igual, manteniendo el generoso tercer volumen que le otorga 416 litros de capacidad al baúl. 

INTERIOR

A diferencia del March, el Versa incorpora un tablero un poco más "normal" y no tan "citadino". Digamos que, asi como todo el auto apunta a cautivar a otro tipo de público, esto se ve reflejado en el interior con líneas más cuadradas y detalles de diseño levemente más cuidados. 

Por un lado, la calidad de materiales es más que aceptable. Si bien tiene todos plásticos duros, no se los nota malos ni dudosos. Lo mismo sucede con las terminaciones, sin rebabas ni encastres mal colocados. Esto responde a su procedencia, ya que es mexicano y esa industria se rige por estándares de calidad más altos ya que su principal consumidor es Estados Unidos.

El diseño del torpedo hace juego con el concepto del auto; las líneas levemente más cuadradas se hacen presente en el interior con una consola más "de sedán" y detalles en gris grafito. El instrumental es mejor que el del March (que es completamente básico), con dos cuadrantes bien marcados con retroiluminación blanca, dos indicadores digitales centrales de nivel de combustible y temperatura del motor y la computadora de abordo bastante mejorable que sólo puede comandarse desde el botón situado en el instrumental.

Por el lado del equipamiento, esta versión Exclusive cuenta con una pantalla de 5,8 pulgadas que incluye navegador integrado, radio con reproductor de CD, MP3, entrada auxiliar, USB y Bluetooth, cámara de retroceso y un sistema de asistencia ecológica que mide nuestra forma de conducir. Es una de las centrales multimedia más fáciles de utilizar, y también de las más completas. En el caso del Versa el volante adoptado es el mismo del Sentra y Note, con un grip correcto y comandos al volante bastante intuitivos.

Debajo de la pantallita deberíamos encontrar el climatizador automático digital, pero tanto en el Versa como en el Note nos deberemos conformar con un clásico y aburrido aire acondicionado manual. Detalle de confort que cerraría una oferta de equipamiento excelente, que lamentablemente está reservado unicamente para las versiones más equipadas del March.

La habitabilidad es uno de los puntos destacables del Versa. Los centímetros de más que tiene la distancia entreejes nos permite contar con un increíble espacio en las plazas traseras, ideal para llevar a un equipo de básquet completo sin problemas para ubicar las piernas.  La seguridad es un punto a tener en cuenta a la hora de comprar el Versa, ya que se ofrece con tres cinturones de seguridad de tres puntos pero carece de apoyacabezas central.

Lo que también es bueno es la capacidad del baúl, con 416 litros. Si, el Versa nunca va a ganar un concurso de elegancia, pero gracias a ese remate no tan agraciado tiene un espacio interior increíble y un baúl lógico. Dentro del baúl se ubica la rueda de auxilio, de chapa en 15".

COMPORTAMIENTO

El Nissan Versa se comercializa en nuestro mercado con un único motor naftero 1.6 16v de 107cv, asociado a una caja manual de 5 marchas o una automática de 4, con tracción delantera. Antes de iniciar el detalle del comportamiento vale aclarar que (junto con el Toyota Etios) la familia March/Versa/Note son los únicos del segmento que traen cadena de distribución en vez de correa, algo que mejora la reparabilidad ya que no necesita recambio cada 50.000 kilómetros.

La posición de manejo nos resultó buena, aunque mejorable. La butaca del conductor se puede regular en altura, aunque esta regulación mantiene el asiento muy elevado, inclusive en su reglaje más bajo. Notamos las butacas un poco más duras que en el March, tapizadas en un cuero de una calidad aceptable para el segmento.

Nuestra versión con caja automática no permite exprimir al máximo los 107cv del motor 1.6, ya que entre cada pase de marcha se pierde mucho torque por culpa del patinamiento excesivo. Pese a ello, lo encontramos ágil en la ciudad, con buenas recuperaciones y un consumo mejorable de 10.5km/L (9.5L/100km) en ciclo urbano.

En ruta los 107 burros no defraudan y muestran que el Versa tiene la potencia necesaria para rutear sin problemas, logrando un comportamiento dinámico más confortable y estable que en el March. Lamentablemente el problema acá sigue siendo la caja, que genera recuperaciones larguísimas y la entrega de potencia se pierde casi en su totalidad. En este ámbito arrojó un consumo de 13km/L (7.7L/100km).

CONCLUSIONES

Nissan Argentina comercializa el Versa Exclusive AT a $248.000, con una garantía de 3 años o 100.000 kilómetros. Se trata de la versión más equipada, con caja automática.

Si queremos acceder a la variante más accesible (por una cuestión de espacio y sin pretender demasiado equipamiento) nos encontramos con la versión Sense MT a $193.000, un valor acorde al mercado actual que nos brinda un producto excelente por un precio no tan elevado.

El Versa es hoy en día uno de los mejores sedanes del segmento B. Cumple con casi todas las premisas que alguien espera de un vehículo así: habitabilidad, equipamiento y comodidad. El funcionamiento de la caja automática, el consumo y la estética quedarán como las deudas eternas del modelo. 

Después de todo, nadie es perfecto. Menos, un auto.

Lo Peor

  • Caja Automática
  • Consumo
  • Estética

Lo Mejor

  • Habitabilidad
  • Motorización
  • Calidad de Ensamblado
  • Equipamiento