Así es la nueva generación del Toyota Prius

El referente entre los híbridos estrena su cuarta generación, fiel a su filosofía de siempre: innovar. Con un diseño muy personal, promete varias mejoras en cuanto a la eficiencia. Se presentará en el Salón de Frankfurt y se fabricaría en Brasil en 2016.

 El referente entre los híbridos estrena su cuarta generación, fiel a su filosofía de siempre: innovar. Con un diseño muy personal, promete varias mejoras en cuanto a la eficiencia. Se presentará en el Salón de Frankfurt y se fabricaría en Brasil en 2016

Amado u odiado, probablemente no haya términos medios para el Prius. Están los que destacan con orgullo su eficiencia, su tecnología, el cuidado del medioambiente y del otro lado sus detractores, que critican sus prestaciones –algo modestas- o su diseño. Lo quieran o no, lo que no se puede negar de él es que se convirtió en un ícono al hablar de autos híbridos, sus 3.5 millones de unidades vendidas a lo largo de sus tres generaciones así lo avalan. Fue el primero fabricado en Japón y el que popularizó esta tecnología a gran escala.

También fue el primero en desembarcar en nuestro país, inclusive en ISR tuvimos la oportunidad de probarlo (ver nota), aunque la falta de políticas que beneficien su comercialización –como sí ocurre en Europa o EEUU- provocó que apenas se vendan algunos cientos de unidades. Ahora le llegó el turno de la renovación.

La cuarta generación acaba de ver la luz en Las Vegas y también será la estrella del stand de Toyota en el Salón de Frankfurt, pero ya te mostramos un anticipo de lo que se verá en una semana. Lo más singular sigue siendo su imagen, volvemos al inicio, a esa ambigüedad que siempre tuvo, puede gustar o no pero sin dudas es original. Sus líneas angulosas recuerdan al Mirai –ya de por sí muy controvertido- con grandes faros, que en el caso de la parte trasera, se extienden hasta el paragolpes. En un primer vistazo da la sensación de ser un prototipo. Por otra parte sí mantuvo el portón trasero elevado, con la luneta dividida. Una solución que se debe principalmente a la distribución de los componentes eléctricos y mecánicos del auto.

Aunque todavía no se difundieron más detalles sobre este tema, Toyota promete una mejora significativa en su eficiencia de alrededor del 10% y un funcionamiento más rápido y ágil, pero menos ruidoso.

El interior contará con mayor espacio y si bien continuará con el estilo de siempre -con el tablero en posición central- luce un poco menos futurista pero sí muy tecnológico con instrumentos digitales, varias pantallas con información adicional, sistema multimedia con navegador y las funciones del climatizador. A nivel seguridad, incorporará numerosos asistentes a la conducción como sistema precolisión, frenada de emergencia, detección de peatones, sensores de mantenimiento de carril, control de crucero adaptativo e iluminación automática. Además, el baúl crecerá en dimensiones gracias a que las baterías son más compactas.

Como ya lo están haciendo varias marcas, el nuevo Prius utiliza una nueva plataforma -denominada Toyota New Global Architecture (TNGA)- que permite compartir elementos con otros modelos, acelerando así el tiempo de desarrollo de los mismos. La novedad en este caso es que la automotriz nipona planea fabricarlo en Brasil a partir de 2016. Allí contará con importantes subsidios estatales que promueven la introducción de vehículos de energías alternativas.

Más allá de los gustos, siempre resulta interesante descubrir los avances de la industria y lo que hasta ahora se plantea como “alternativa”, será en algún momento algo cotidiano. El futuro del automóvil está en ese dilema de decidir cuál será la tecnología que lo impulse de acá a las próximas décadas. El Prius desde hace 18 años sigue siendo un pionero.